3.10.2009

Noticia: Extravagante velada

Pepe Solares
El Diario

Talentoso, extravagante, enérgico, melancólico e incluso soberbio, son algunos de los calificativos con los que se puede describir a Enrique Bunbury, pero tal vez ni siquiera haciendo uso de todos ellos se puede reseñar de manera completa la imagen de quien hoy es reconocido como una de las más grandes estrellas del rock español.

Hace casi cinco años que el cantautor se presentó por última vez en esta ciudad y desde entonces hizo un pacto con su público de volver a verse, la cita tuvo lugar la noche del sábado y la emoción fue palpable en el Estadio Carta Blanca desde el momento en el que la delgada figura del artista apareció entre las luces multicolor.

Vestido de vaquero, con pantalón, botas, camisa, lentes y sombrero negros, Bunbury dio inicio a su recital de dos horas con ‘El Club de los Imposibles’, tema que sirvió como primer sencillo de su producción ‘Flamingos’, editado en el año 2002. 

Entre pasos coreográficos al estilo Elvis Presley y algunas técnicas de boxeo, el oriundo de Zaragoza, España hizo alarde desde el comienzo del dominio absoluto que tiene del escenario.

‘La Señorita Hermafrodita’ y ‘Hay Muy Poca Gente’ fueron las siguientes selecciones en la lista, para después saludar a los más de 8 mil asistentes que acudieron al encuentro y que a lo largo del recital pasaban de ser enardecidos fanáticos a convertirse en un coro multitudinario que acompañó la mayoría de los temas.

“Buenas noches carnales, gracias por estar aquí una vez más”, dijo el cantante, haciendo referencia a las tres ocasiones anteriores en las que se ha presentado en esta frontera.

Una canción para cada quien

Para el concierto del sábado, Enrique, eligió una selección musical extraída del amplio repertorio que ha grabado en su etapa como solista; desde que dio a conocer las fechas de su gira anticipó que en esta ocasión no interpretaría temas de Héroes del Silencio. 

Algunas sorpresas que se incluyeron en el repertorio fueron: ‘Ahora’ del álbum que grabó al lado de Nacho Vegas en 2006, ‘El Tiempo de las Cerezas’ y ‘Desmejorado’, de la producción ‘Bushido’ de 2004. El recital también incluyó nuevas versiones de ‘Sólo Si Me Perdonas’, ‘Sí’ y ‘Lady Blue’. 

El resto del programa lo completaron: ‘Sácame de Aquí’, ‘Alicia’, ‘Infinito’, ‘El Rescate’, ‘El Anzuelo’, ‘Una Canción Triste’ (bis) y ‘El Viento a Favor’, además de ‘El Extranjero’, “con dedicatoria especial para todos los que viven en la frontera y a diario están cruzando de un lugar a otro”, y ‘Apuesta Por El Rocanol’, única canción con la que revivió su época al frente de su extinta banda.

Un poco más

Después de 1 hora y 40 minutos de concierto y varios cambios de vestuario del cantante, que incluyeron una boa de plumas en color azul, una camisa roja y el clásico chaleco negro sin camisa, Bunbury regresó al escenario en dos ocasiones a petición del emocionado público.

“El concierto ya terminó. Los que se quieran ir ya lo pueden hacer, ya vieron lo que tenían que ver, lo que sigue es sólo para los teporochos’, dijo antes de comenzar con la última tanda de temas, que eventualmente sumirían en la melancolía a los presentes.

‘No Me Llames Cariño’, ‘1,2,3’ y ‘Canto (El Mismo Dolor)’ fueron el marco para la despedida, aunque el último tema aún estaba por llegar. “Esta si es la última, queremos que se vayan a casa cantando... Gracias una vez más por acompañarnos, ha sido un verdadero placer tocar para ustedes, siempre los es y os aseguro que nosotros, no lo olvidaremos”, agregó Enrique antes de que comenzaran a sonar las primeras notas de ‘... Y Al Final’.

Una vez más el ‘héroe de leyenda’ cumplió con creces la expectativas de su público que tal como lo deseaba, regresaron a casa cantando emocionados.

Fuente: Diario

No hay comentarios:

Google