7.28.2008

Video Si de Una Cita en Flamingos

A continuación les dejamos el video de la canción Si, que forma parte del álbum Flamingos (2002), disco en el que nuestro queridísimo Bunbury recobró el gusto por las guitarras, la electrónica, los sonidos latinoamericanos, el rock y el jazz. Pues bien, este álbum fue un éxito total a tal punto que obtuvo un disco de oro, ésta es una de las razones que obligaron a Bunbury a realizar más de 150 conciertos, siendo ésta la gira más importante de su carrera. El tour quedó plasmado en un DVD llamado Una cita en Flamingos (publicado en el 2003). El DVD fue producido por EMI España, quien ha publicado todos los discos de Enrique.

En lo personal me encanta esta canción sobre todo esta parte: “¿Quién pudo ser? Quiero que seas tú ¡Dimelo! ¡Dimelo una vez!...” (me encanta como se escucha jejeje), no podemos dejar de mencionar que esta canción fue escrita por un buen amigo de Enrique, Adriá Puntí, les recomendamos este video de Una Cita en Flamingos, porque es muy bueno y además podemos disfrutar del Huracán Ambulante en todo su apogeo!!!! La interpretación que hace Enrique es muy buena, llena de sentimiento y de verdad que sí te animas al escucharla.

Esperamos que les guste y la disfruten tanto como nosotros. Claro, también les dejamos la letra de la canción para que lo aprecien mejor…




Todo valió un zarpazo al corazón
disimulo, no hay delator.
Palpitación,
encontrar lo que busqué
trocitos de sospecha, siete siglas de papel.

¿Quién pudo ser? Quiero que seas tú
¡Dímelo! ¡Dímelo una vez!...
¡Por clemencia!, por favor
¡Dímelo!, confiesa...

Tal vez no existas
ante la duda un sueño
¡Cariño! ¡Mi vida! Criatura de rubí
Tal vez no fuiste... ¡Dímelo!

Ese recorte en verso
división con diestra
cada frase con sigilo,
¡Sí! Cae triste melodía
no existe huella y tu carta me nubló...

¿Quién pudo ser? Quiero que seas tú
¡Dímelo! ¡Dímelo una vez!...
¡Por clemencia!, por favor
¡Dímelo!, confiesa...

Tal vez no existas
ante la duda un sueño
¡Cariño! ¡Mi vida! Criatura de rubí
¿qué puedo hacer sin tu rigor?

Esa ternura incierta
aunque me muera en ella
cada frase con sigilo,
¡sí! cae triste melodía
no existe huella y tu carta me nubló...

No, aunque no deba suplicarte
ven, dímelo otra vez
aunque tal vez deba indignarme
hazlo otra vez.

y aunque sea sólo un gesto
un guiño, sólo un beso
inténtalo una vez
antes de cada cita
mi deseo es que me digas...
¡sí!

¿quién pudo ser? quiero que seas tú
¡dímelo! ¡dímelo una vez!...
¡por clemencia!, por favor
¡dímelo!, ¡dímelo!

¿quién pudo ser? quiero que seas tú
¡dímelo! ¡dímelo una vez!...
fue una burla, por favor.

Tal vez no existas,
ante la duda un sí


No hay comentarios:

Google