3.17.2009

Disfrutando del sonido Hellville de Luxe (Torreón, Mex)

La próxima parada de la Gira Mexicana será en la Ciudad de Torreón, promete ser un buen recital, estoy emocionada con este de manera particular, porque tendré material de primera... porque mi querida amiga "Luna" estará en ese conciertazo!!! Ella me prometió traer hasta el sombrero de Bunbury... hahaha XDDD Espero que cumpla, eh! 

Por otro lado, les comento que el concierto de Enrique se realiza dentro del Festival ROCKOAHUILA, estará muchos grupos, y hasta se me hace rarisimo, extraño, ver que Bunbury este junto a los Backstreet Boys, Genitallica y Hombres G... que curioso, no?? Bueno, dicen por ahi; "y se verán cosas"... hahaha

Acá les dejamos la opinión de Luis Demetrio Moreno (no coincido mucho con él, pero aquí en La Estación respetamos el derecho a la libre expresión, además para gustos los colores!) 

Por: LUIS DEMETRIO MORENO CALVILLO

Por años Enrique Bunbury nos ofreció una propuesta musical de Rock Folk cabaretera y gitana (por llamarlo de alguna forma) que con sus letras intimistas, emotivas y un tanto poéticas y filosóficas, aunado a su fuerte personalidad y presencia escénica, crearon una leyenda ajena no sólo a Héroes del Silencio, sino al resto del Rock and Roll hispano.

Aprovechando su próxima visita a tierras laguneras, nos encontramos con Hellville de Luxe, quinto álbum de estudio del originario de Zaragoza producido por Phil Manzanera, el cual abre el tracklist con el primer sencillo El Hombre Delgado que no Flaqueará Jamás, canción potente que no baja de ritmo a lo largo de sus casi siete minutos, con una letra sabrosa sobre la resistencia constante en la vida ante la adversidad, y a pesar de estar acusada esta letra de plagiarse dos estrofas del poeta madrileño Pedro Casariego, pienso que esto es lo de menos, o a mí en lo personal no me importa. Pasando del primer track el disco, en su primer Lado o Lado A, considerando que está producido para LP y no CD, baja de ritmo y se convierte un poco monótono, en lo personal no me atrapa, y no porque sean malas canciones, más bien porque son canciones que ya había escuchado a pesar de ser nuevas, es decir, Bunbury me da la impresión que de aquí en adelante su discografía musicalmente ya no va a variar, faltando ese 'puch musical' y de letras que te desgarraba el alma y te tumbaba en un vaivén de emociones en discos como Pequeño y Flamingos.

Ahí tenemos canciones que no tienen desperdicio, como Bujías Para el Dolor y Si no Fuera Por ti, pero que en lo personal nunca me convencen y mucho menos emocionan. Lo mejor de esta primera parte es Hay Muy Poca Gente, que también es mi canción favorita, la cual me conmueve no solamente musicalmente, sino también en su letra sobre la amistad, que es al amor más puro y honesto que existe, (después del de un padre hacia su hijo). El segundo lado, o Lado B, es reconfortante al tener una tendencia un poco 'relax', destacando Irremediablemente Cotidiano, que es otra de las canciones que me gustaron, con su intro 'lounge' y su posterior sonido 'Hammond' en una letra donde nos recuerda cuántas veces hemos dicho que no perdemos la cabeza por una promesa, hecha la promesa obviamente a una mujer que no valía la pena.

Canción Cruel, melodía que con su sonido vaquero gracias al bajo y las intervenciones de la armónica, es como su nombre lo indica, una irónica melodía cruel acerca de negar lo inevitable. Hacia el final, por lo menos en el formato de CD, encontramos la canción titulada Aquí, digno final ya que la melodía se deja disfrutar con su bandolina y el efecto vocal de Bunbury interpretando 25 estrofas métricamente acomodadas iniciando cada una mencionando precisamente la palabra Aquí. Esperemos este miércoles en Torreón escuchar como suena Bunbury en vivo con sus nuevos músicos, tras la salida de la gloriosa banda de El Huracán Ambulante, y ojalá que traiga la fibra y las ganas de ofrecernos el show que amerita al mejor frontman del rock hispano.

Fuente: El siglo de Torreón

Foto del Coliseo Centenario

No hay comentarios:

Google