3.21.2009

Noticia: Duranguenses se unen al Club de los Imposibles


Por: Raquel Carreón Lugo/El Siglo De Durango/ Torreón, Coahuila - 20 de mar de 2009.

CONCIERTO

“Por fin otra vez en Torreón, pero ahora cantaremos a todo el Hombre Delgado que no flaqueará jamás”, decían con mucha emoción las personas que acudieron al Centenario a disfrutar de un concierto de Enrique Bunbury, ex vocalista de los Héroes del Silencio.

La aventura desde Durango. Eran las 13:00 horas, varias personas se encontraban en la Central Camionera de Durango, la finalidad era la misma, viajar a Torreón para ver a Enrique Bunbury, todos arribaron al camión y sin conocerse empezaron a sacar plática, “pues yo me salí temprano del trabajo, no me puedo perder a Enrique, no manches, es que va a estar de poca”, decían.

Llegaron a Torreón y cada quien ganó por su rumbo, sin embargo se despidieron como si se conocieran de años. Eran las 19:00 horas, las personas empezaron a llegar, querían ser las primeras para tomar un buen lugar, mientras tanto otras se paseaban por los puestos para comprar algunas playeras y presumirlas en el concierto.

Llegó la hora. A las 20:45 se apagaron las luces, lo que se proyectó en las pantallas del escenario un tanto sicodélicas, pero del agrado de la gente, después fue saliendo cada uno de los integrantes de la banda, por último Enrique Bunbury, la gente ovacionó y con El Club de los Imposibles empezó el concierto.

El español se dio el lujo durante dos minutos de posar ante las cámaras de los medios de comunicación, incluso hasta coqueteaba. La segunda melodía de la noche, La Señorita Hermafrodita, la gente ya estaba conectada, más todo lo que faltaba.

Nuevo disco. Desde finales del 2008 que salió a la venta el disco Helville Deluxe, incluso se presentó en Guadalajara, Jalisco, en el Auditorio Telmex, pero en aquella ocasión fueron pocas las canciones que se interpretaron, en Torreón fue diferente, casi todas las canciones se tocaron esa noche y el público respondió de manera satisfactoria. Las Cosas Cambian, de su más reciente producción discográfica, fue de las más coreadas de la noche, incluso algunos hasta lágrimas dejaron.

Las históricas. “Ya no puedo darte el corazón, perdí mi apuesta por el rock and roll, es la deuda la que tengo que pagar”, cantaron con todas sus fuerzas, parecía que el Centenario se iba a caer. Después con Alicia, Sí y un sinnúmero de canciones que hicieron historia una vez que el artista dejó Héroes del Silencio. Bunbury se despidió, el público le pidió que saliera y lo hizo, se despidió con Al Final, agradeciendo a todos los asistentes por haber acudido y brindando con una botella de tequila.

Fuente: El Siglo de Durango

No hay comentarios:

Google