2.13.2010

Andrés Calamaro en el estudio de grabación


Con un Andrés Calamaro prudente, poco sabemos de la grabación de su próximo disco, por ahora sin fecha de estreno: Que produce un equipo formado por sus “coroneles” Candy Caramelo, Guido Nisenson y Rafael Arcaute (Calle 13), que Diego El Cigala, Enrique Bunbury y Pereza han pasado o están por pasar por el estudio, incluso se asegura que El Langui (La Excepción) escuchó flamenco con El Salmón en Casa Patas… Calamaro, en un receso, nos escribe y comparte con EFE EME algunas instantáneas y el siguiente texto.

Texto: ANDRÉS CALAMARO.


Seguimos progresando en los interesantes estadios de una grabación; un disco siempre es artesanal y técnico, las grabaciones se parecen un poco a los rodajes, a las películas.

Grabamos un disco y mi particular inquietud es dejar unos “tracks” vocales sólidos, sensibles pero… ¡con un buen par! Compartimos las canciones con nuestros compadres, que le ponen arte, que le ponen compás, que le ponen guitarra y vox, vox, vox…

Ya sabes que no quiero anticipar mucho, que prefiero no contar la música; es más justo escucharla.

Próximamente sí me gustaría comentar los contenidos, de momento todavía quiero seguir cantando, estamos con los diseños de música y portada. En los laberintos de la grabación de canciones de rock (ya no estamos en el siglo XX y no dejo de sentir que el modelo de canción de rock podría… terminarse. Concluir como ocurrió con el “tango canción”, que tiene principio y tiene final, ‘La ultima curda’, creo que del año 1956, es “oficialmente” el último de los mohicanos del tango hecho canción, así como las grabaciones de Beatles terminan en “Abbey Road”)… tratar de hacer las cosas bien, mejores, es un tránsito que algunos artistas resuelven con resultados de auténtica epifanía, son aquellos que nos recuerdan que existe lo divino, que es humano también, los que cantan una canción y la firman… “Picasso”.

No es mi caso, yo aquí sigo, en el estudio que alguna vez fue escenario de muchas noches interminables de grabaciones anteriores, ¡del siglo pasado! Aquel siglo de canciones.

Cuando corresponda, será entretenido escribir y hablar “a propósito de canciones”, qué hay en los textos… ¡y cómo ocurre esta grabación!

Fuente: Efe Eme 

No hay comentarios:

Google