2.22.2010

Enrique Bunbury: ‘Voy a hacer una serie de cambios’

Artista por los cuatro costados, bohemio empedernido y aragonés errante, Enrique Bunbury vuelve a la carretera con su sexto disco en solitario, Las consecuencias (EMI), un trabajo oscuro y necesario que, según él, cierra un ciclo en su carrera profesional.


¿Su nuevo disco es muy guitarrero?
Intento que las canciones tengan una base de guitarra, que, en definitiva, es con lo que compongo. Cuando he tenido una banda más grande, los metales o las percusiones podían tener más importancia, pero ahora, con un grupo más reducido, la guitarra es la base de mis canciones.



En la canción  Las consecuencias  dice que es necesario asustar de vez en cuando a la gente.
Es una advertencia al empezar un disco que representa el lado oscuro de Hellville de luxe. Es una canción densa, lenta y oscura con la que advertía que este no era un disco luminoso, sino en blanco y negro.



Esa oscuridad, a qué se debe

Responde a una necesidad, a un estado de ánimo y a un gusto por determinadas músicas que me apetecía desarrollar. Siempre hay canciones más oscuras en mis discos, pero son más bien los islotes. Ahora quería hacer un álbum que estuviera definitivamente en esa onda y recogiera una parte de mi personalidad que necesitaba expresarse en este momento.



Otra de las nuevas canciones se titula El boxeador,  ¿por qué le atrae tanto este deporte?
Te permite encontrar metáforas de la vida, sobre todo para los que peleamos por aquello que nos importa. También está lo del boxeador sonado, que tiene esa simbología del ‘nadie sale vivo de aquí’. En el rock and roll sales perjudicado si te importa de verdad.



Dijo que  Hellville de luxe  era su disco más redondo. ¿Sigue pensando lo mismo ahora? 

Cuando terminé de hacer Hellville de luxe no estaba muy convencido, pensaba que mi mejor disco era El viaje a ninguna parte. Ahora me siento muy orgulloso de él y creo que tiene unas cuantas canciones que me acompañarán durante mucho tiempo. Las consecuencias está muy reciente y no tengo perspectiva para compararlo, pero sí sé que era un disco necesario.



Siempre le ha gustado colaborar con otros artistas ¿tiene algún proyecto en el horizonte?

Me gusta trabajar con otra gente, y si tienen más talento que yo, mejor. Ahora estoy preparando dos colaboraciones que saldrán dentro de poco: una con Andrés Calamaro, para su nuevo disco, y otra con el grupo mexicano Zoé.



¿Cómo anda la salud de su carrera?
Estoy en un momento muy bueno para hacer un giro importante. Con Las consecuencias cierro un ciclo que yo llamaría Las canciones desde El Puerto, que sería El tiempo de las cerezas,  Hellville de luxe y Las consecuencias. Ahora empieza una nueva etapa en la que voy a hacer una serie de cambios en cuanto a sonido, grabación, producción, interpretación y músicos.



¿Tiene canciones guardadas en el armario?
Creo que no me queda nada por rescatar. Para mi próximo disco me gustaría tener material nuevo y fresco. Con suerte, estará listo en el 2011.



¿Cuándo arrancará la gira de Las consecuencias?
El 15 de abril empieza en EE.UU., en ese país estaremos dos meses actuando en locales con capacidad para 500 y 1.500 personas. En España, seguramente, será en otoño, pero también hay ofertas de algún festival en verano y no sé qué pasará.


Fuente: El Universo

No hay comentarios:

Google