9.01.2010

Entrevista a Bunbury por Juanjo Ordás

Ya casi llegando la segunda parte de la Gira de Las Consecuencias por Mexico, Argentina y Espana, Juanjo Ordás realiza esta entrevista a Enrique acerca de la primera parte de la gira. Tambien dicha entrevista se encuentra acompanada de 2 fotos ineditas de José Girl, las cuales me parecen buenisimas. A continuacion la entrevista:

Tomado de www.efeeme.com

“Estos shows que estamos haciendo, van in crescendo, desde lo más íntimo hasta lo más animal. La gran variante que habrá en la segunda parte de la gira es que el primer tercio de la noche será exclusivamente perteneciente al nuevo álbum”

Quedan 24 horas para que se pongan a la venta las entradas para la segunda parte de “Las Consecuencias Tour”, la gira que llevará a Bunbury a través de México, Argentina y España. En esta entrevista con Juanjo Ordás, el músico nos cuenta qué podrán encontrar aquellos que se acerquen hasta sus próximos conciertos.


Texto: JUANJO ORDÁS.
Fotos: JOSEGIRL.


La última vez que EFE EME supo de Enrique Bunbury fue durante los preparativos de su entonces inminente tour americano. De ello dejamos constancia en un extenso artículo que finalizaba con el rockero partiendo rumbo a Estados Unidos con la intención de tocar en diversos puntos de Norteamérica, llevando su música ante los más diversos aforos, satisfaciendo viejos seguidores y ganando nuevos interesados. Una aventura que ahora culminará con la segunda parte del tour, la cual le llevará a presentar las canciones del soberbio “Las Consecuencias” ante el público mexicano, argentino y español. Es, por lo tanto, momento ideal para entrevistar a Enrique, conocer cómo fue la experiencia norteamericana y saber de las novedades que incorporará a esta nueva parte de una gira que ya está quedando grabado en su carrera como una de las más exitosos. Así, desde su actual residencia en Los Ángeles, Bunbury nos pone al corriente de la más candente actualidad en una entrevista para la que la fotógrafa Josegirl cede unas maravillosas fotos inéditas tomadas durante ese tour estadounidense, desde aquí nuestro expreso agradecimiento a su generosidad.

Sé que has quedado muy satisfecho con la gira norteamericana, pero, ¿cuál es el balance que haces de ella?
Cuando terminamos la gira, a primeros de junio, estaba emocionado, pero muy cansado. Había sido una de las más agotadoras que he realizado en mucho tiempo. Nos propusimos recorrer los Estados Unidos en autobús, sin pisar un solo aeropuerto, durmiendo la mayor parte de las noches en los camastros del “sleepy-bus”, conduciendo por las noches, llegando al “venue” a ducharnos, probar sonido, hacer un show, y otra vez en marcha hasta la siguiente ciudad. Fueron veintiséis conciertos en cuarenta días. Ya no somos unos críos, ¡pero retaría a cualquiera! Ahora, después de un tiempo de descanso, puedo ver el trabajo realizado desde la distancia y con cierta perspectiva. Ok, no era la primera vez que hacíamos una gira por el gringo. Hace veinte años que toco asiduamente por este país y hemos sufrido el calvario del circuito under del rock latino, así como hemos tocado en recintos sagrados para cualquier aficionado al rock. Pero en esta ocasión hemos pisado algo de terreno virgen para los rockeros hispanohablantes. Algunas ciudades nunca habían sido consideradas para los itinerarios. “¿Para qué coño quieres tocar en North Carolina, o en Utah, o en Colorado?”, me decía mi promotor americano. Bueno, ahora tengo la respuesta y, si la salud me lo permite, volveré muy pronto.

¿Cómo ha sido la toma de contacto con el público norteamericano? ¿En qué se diferencia del público español o latinoamericano a la hora de trabajárselo desde el escenario?
Nosotros tocamos mayoritariamente para el público latino. Primera, segunda o tercera generación de mexicanos, argentinos, dominicanos, salvadoreños, hondureños, guatemaltecos, ecuatorianos, españoles, venezolanos… Vienen con sus novias, o maridos, o hijos y algunos de ellos son anglos. No tengo preferencia por ninguna nacionalidad o lengua. Creo que la reacción al material que ofrecimos en esta gira fue bastante entusiasta. Conocían los textos y respondieron sudando la camiseta, como corresponde al aficionado, y nosotros lo dimos todo o casi todo. Ahora que lo pienso, quizás en San Diego o en Ventura, yo, personalmente, no estuve lo suficientemente fino.

¿No crees que a veces te puedes pasar de autoexigente contigo mismo?
No, por supuesto que pienso que debería de serlo más. Hay gente con un talento fascinante, a la que las cosas le salen sin apenas esfuerzo. Desgraciadamente, no soy de esas personas, y tengo que esforzarme y exigirme el doble, o el triple para los resultados que podéis observar, lo cual es tremendamente fatigoso.

Era valiente comenzar los conciertos con canciones como ‘El tiempo de las cerezas’ o ‘Las consecuencias’. ¿No era un poco como meterse en la boca del lobo?
Esa va a ser la constante en esta gira. Empezamos desde muy abajo y llegamos al climax y al éxtasis. Las dinámicas habituales de los shows de rock, suelen tener forma de “U”, con principio efusivo, parte intermedia más reposada y final apoteósico. Estos shows que estamos haciendo, van in crescendo, desde lo más íntimo hasta lo más animal. La gran variante que habrá en la segunda parte de la gira es que el primer tercio de la noche será exclusivamente perteneciente al nuevo álbum. Eso exigirá al público una atención muy distinta al embrutecimiento propio del rock de machos.

A todo esto, ¿por qué recuperaste ‘Senda’, la echaste de menos en la gira de reunión de Héroes del Silencio?

Me gusta esa canción. No sé, creo que nunca la toqué en directo, ¿o sí? No recuerdo bien. También estuvimos tocando otras versiones curiosas del material de Héroes del Silencio, como ‘Tesoro’, ‘La herida’, ‘En brazos de la fiebre’… Y estamos preparando alguna sorpresa para la recta final del tour.

En esta primera parte del tour de presentación de “Las Consecuencias” habéis tocado como la mitad del disco. Quizá querías darle al público estadounidense un set list que representara tu carrera de forma global, a modo de tarjeta de presentación.
Sí, empezamos tocando canciones de todas las épocas en algunas ciudades que nunca me vieron en directo, como Charlotte, o Washington D.C., en la Costa Este… Y terminamos con bastantes más canciones de “Las Consecuencias” en el tramo final, en la Costa Oeste.

Supongo que en esta nueva parte de la gira que te va a llevar a México, Argentina y España, el repertorio cambiará y sonaran más canciones de este último disco.
Durante la gira por Estados Unidos tocamos un total de cincuenta canciones. Estamos preparando una decena de cambios para este nuevo tramo y, sí, habrá más canciones del disco nuevo.

Quizá esa decena de cambios obedecen al buen estado de forma de tu banda, Los Santos Inocentes. No todos los grupos pueden manejar tanto repertorio.
Me gusta pensar que las canciones son seres vivos, que evolucionan y pasan por distintas etapas de crecimiento. Considero que son susceptibles de mejora o cambio, ateniéndome a las circunstancias. El cambio de instrumentación, de músicos, estlístico o de género, siempre me parece interesante. Aunque también sé que algunos de los que me siguen con lupa en ristre se llegan a desquiciar con las distintas versiones de cada tema.

Girando sobre esto, quería preguntarte por esas canciones de “Las consecuencias” que sí habéis tocado ya ante el público. ¿Cómo se han comportado en el escenario?
Este no es un álbum para determinados escenarios, ni siquiera creo que sea adecuado para el directo. Las canciones que hemos tocado hasta ahora han funcionado muy bien, gracias sobre todo a la complicidad del público. De todas formas, para los conciertos mexicanos, argentinos e ibéricos hemos seleccionado los recintos que hemos encontrado más convenientes para las características de, sobre todo, la primera parte del show.

Pensabas que “Las consecuencias” iba a ser tu disco de culto y al final ha gustado muchísimo al público, ¿vaya paradoja, no?
Nunca sabes como van a ser acogidas tus canciones… Es cierto que pensaba que “Las consecuencias” iba a ser un disco que iba a gustar mucho a unos pocos e incluso a disgustar un poco a muchos. Las cosas han resultado muy al contrario, por lo que, evidentemente, mi futuro como vidente es más negro que el culo de Chuck Berry.

“La idea es grabar en el Gran Rex un disco en directo que refleje, sobre todo, la buena forma que atraviesan Los Santos Inocentes. Quiero que haya mucha música en ese álbum, seguramente será un triple vinilo, doble CD. Me gustaría que plasmara el éxtasis primario y colectivo que vivimos cada vez que nos presentamos en Buenos Aires”

LOS PRÓXIMOS CONCIERTOS (Y UN PAR DE PRIMICIAS)

¿Vas a plantear los conciertos de una forma distinta a los de Estados Unidos?
Quiero hacer cambios estructurales en el setlist. El primer tercio, como te he comentado, estará dedicado a “Las consecuencias”, pero será en la parte central, en la que más cambios habrá. Por otra parte, a partir de México aparecerá el diseño de luces que no hemos podido utilizar en los clubes, por razones obvias.

¿Qué concepto se ha buscado con ese diseño de luces?

La sobriedad, la belleza, la madera y el acero. El blanco y negro inicial, explotando en los colores más vivos en la parte más rockera y visceral.

Ahora, con internet como fuente de noticias, uno diría que los músicos os tenéis que esforzar más por sorprender a vuestros seguidores. Ya no vale con repetir el mismo setlist cada noche, de hecho, tú lo estás variando más que nunca de un concierto a otro.
Bueno, ahí también hay que mantener una cierta distancia y prudencia en los análisis. Por supuesto que es un honor tener seguidores que están al corriente de tus movimientos cada noche encima de un escenario, pero eso no es lo suficientemente significativo como para considerar que todo el público se sabe de memoria cada uno de los setlist de las dos últimas décadas.

Entonces, ¿a qué se debe ese interés tuyo por jugar con un repertorio variado? ¿Diversión? ¿Dedicación al público?
Creo que el público lo agradece, pero sin duda, los que cada noche nos subimos a interpretar las canciones, lo agradecemos mucho más. Unas cuantas sorpresas diarias nos hacen permanecer alerta.

Eso te va a dar mucho juego de cara a algo que, si quieres, anunciamos ya desde aquí: Las tres noches en el Gran Rex de Argentina se van a grabar para la edición de un disco doble en directo.
La idea es grabar ahí un disco en directo que refleje, sobre todo, la buena forma que atraviesan Los Santos Inocentes. Quiero que haya mucha música en ese álbum, seguramente será un triple vinilo, doble CD. Me gustaría que plasmara el éxtasis primario y colectivo que vivimos cada vez que nos presentamos en Buenos Aires. ¡Estoy tan agradecido a los días y a las noches, a cada uno de los conciertos que allí he celebrado, a los amigos que hicimos, al vino que bebimos!

Me alegra muchísimo que sea doble, ¡los dobles en vivo tienen mucho encanto!
Sí, claro. Todos lo músicos soñamos con tener nuestro “Rock’n'Roll Animal” o nuestro “Made in Japan”, o “At Budokan”, o “Get yer ya-yas out”…

Hay mucha gente que no valora el “At Budokan” de Dylan, y a mí me parece un disco maravilloso. ¡Es Dylan en plan Las Vegas! ¡Incluso la portada es colosal!

Es un disco fantástico. Pero, ya sabes, a mí me gusta hasta el “Empire burlesque” y el “Down in the groove”. Y sí, es el período más Elvis de Dylan. ¡Y eso no puede ser más que doblemente bueno!

¿Ese directo en el Gran Rex va a ser filmado también?
Precisamente hoy he estado reunido con un director puertorriqueño fantástico con el que quiero hacer algo en directo, no sé si será en esta ocasión o en 2012, cuando vuelva a salir de gira otra vez. Creo que sería magnífico poder documentar las noches del Rex, pero ya veremos.

En su día tenías idea de editar un disco en vivo grabado durante el “Hellville De Tour”. Supongo que quedará archivado sine die.
Sí, esta mezclado y todo, quizás a falta de unos pequeños toquecitos de ecualización y mastering, pero sí, definitivamente queda archivado.

¿Te has planteado que algún día deberías crear unas “Bootleg series”, al estilo de Dylan? ¡Tienes mucho material inédito interesante!
Es verdad, hay mucho material tanto de estudio como de directo que nunca ha visto la luz. Con perspectiva, alguien debería decidir si es interesante o mejor dejarlo donde está. Digo alguien, porque mi decisión ya se tomó en su día, y fue que no era el momento y no era tan interesante como para ser publicado.

Hablando retrospectivamente de tu obra, si quieres contamos también que está proyectado editar una caja con todos tus discos de estudio en vinilo.
Se están preparando varias acciones, entre las que están las reediciones de todos los discos post Héroes del Silencio. Me gustaría que se hiciera bien, y tomará el tiempo que tenga que tomar. Desgraciadamente, el trabajo que se hizo con los discos de Héroes del Silencio no fue de mi agrado. Creo que se pudo hacer mucho mejor, pero ahí yo no pude hacer nada más. En esta ocasión quiero estar cuidando el arte, el gramaje del vinilo, el corte de acetato… Por mí, desde luego, el proyecto no tiene fecha de publicación, sino trabajo pendiente por hacer.

En España vas a hacer conciertos en grandes recintos. ¿Cómo crees que van a sonar ahí las íntimas canciones de “Las consecuencias”?
Es cierto que los únicos conciertos que no coinciden con las características del resto de la gira, son los de Madrid y Zaragoza. Las razones son muy distintas en cada una de las dos ciudades. Después de muchas discusiones, finalmente, llegamos a la necesidad de hacer los shows en el Palacio de los Deportes de Madrid y en el Príncipe Felipe de Zaragoza, aunque con asientos y tickets numerados. La idea me la dio Leonard Cohen, al que vi en Madrid, en el Palacio, pero con butacas. Me pareció uno de los mejores conciertos que he visto en mucho tiempo. El resto de los shows en México, Argentina y España, son en teatros o auditorios, pero no precisamente pequeños aforos… El Auditorio Nacional del Distrito Federal, por ejemplo, tiene capacidad para diez mil asistentes.

Y una vez acaben los conciertos, ¿hacia dónde vas? ¿Cuál será el próximo movimiento?
Después de Barcelona, me toca descanso y, para primavera entraré a grabar mi próximo álbum.

Una última pregunta, Enrique. ¿El rock de autor cansa mucho? Ya sabes, los song-writers que encajais en esa definición tenéis que estar pendientes de todos los detalles de vuestra obra: Composición, grabación, giras, luces, sonido…
Desde luego, es más exigente que ser artísta marioneta de compañía o de manager. Aunque si te digo la verdad, siento cierta fascinación por este tipo de artista manejado de manera absolutista, sin apenas control sobre el repertorio, los ingenieros y productores, sus giras, o sus vídeos… Siempre que puedo hablo con ellos y les escucho con curiosidad infinita.

-

Estas son las fechas de la nueva gira de Bunbury:

01.10.10 PUEBLA: Auditorio Siglo XXI
02.10.10 PUEBLA: Auditorio Siglo XXI
04.10.10 MÉXICO D.F.: Auditorio Nacional
06.10.10 MÉXICO D.F.: Auditorio Nacional
09.10.10 AGUASCALIENTES: Teatro Aguascalientes
10.10.10 AGUASCALIENTES: Teatro Aguascalientes
13.10.10 TORREÓN: Teatro Nazas
14.10.10 TORREÓN: Teatro Nazas
16.10.10 MONTERREY: Auditorio Banamex
18.10.10 MÉXICO D.F.: Auditorio Nacional
23.10.10 QUERÉTARO: Auditorio Josefa Ortiz de Domínguez
24.10.10 GUADALAJARA: Auditorio Telmex
26.10.10 MORELIA: Teatro Morelos
28.10.10 MORELIA: Teatro Morelos
29.10.10 SILAO (GUANAJUATO): Auditorio del Bicentenario
31.10.10 ACAPULCO: Auditorio Foro Imperial
03.11.10 BUENOS AIRES: Gran Rex
04.11.10 BUENOS AIRES: Gran Rex
20.11.10 VALENCIA: Palacio de Congresos
27.11.10 MÁLAGA: Mac
01.12.10 MADRID: Palacio de Deportes
03.12.10 ZARAGOZA: Palacio Principe Felipe
10.12.10 BARCELONA: Teatre del Liceu

No hay comentarios:

Google