10.13.2010

El viento a favor de Bunbury

La Plaza IV Centenario fue abarrotada por miles de seguidores.

Una ansiosa espera con gente que se dio cita en la plancha cívica desde temprana hora, público de todas las edades y un viaje a través del tiempo fue lo que se vivió ayer en la Plaza IV Centenario, en donde Enrique Bunbury llevó al infinito a los miles de asistentes que llenaron el recinto.

La cita era a las 21 Hrs, y escasos minutos después, sin previa presentación y ningún grupo telonero, el español subió al escenario en medio de la oscuridad que anunciaba su llegada.

Con suerte, el clima se puso a favor del público quien no paró de gritarle piropos y pedirle melodías a la estrella de rock.

De traje negro acompañado de un característico sombrero del mismo color y chaleco, además de corbata roja y ases de "pica" en tono rojo a los costados del pantalón, fue el vestuario con el que el ex-vocalista de Héroes del Silencio apareció ante los presentes.

Un escenario impactante en el que se encontraba un bien colado juego de luces, así como dos pedestales para micrófono adornado con calaveras enmarcó la presencia del artista español, quien después de haber iniciado con el tema "Las consecuencias" y "Ella me dijo que no" dio la bienvenida a los duranguenses, anunciándoles: "un viaje a través de los discos, de los años de las canciones".

Algunas reflexiones y palabras de lucha y superación fueron las que mencionó Bunbury entre canción y canción, como lo fueron "El extranjero", "Iberia sumergida", con la que invitó al público a alzar el puño y además fue presentada como "una canción bonita, una canción revolucionaria".

Otras más como "Si", "De mayor", "Alicia" y grandes éxitos que fueron coreados como "Infinito", "Que tengas suertecita" y "Frente a frente" envolvieron a los asistentes en una atmósfera en la que el paso del tiempo ha marcado en el público de Bunbury gran entrega y aceptación.

Minutos antes de las 23 Hrs, el cantante presentó a los "Santos inocentes", como nombró a sus músicos, para posteriormente despedirse y dejar entre sus seguidores con un grito la frase: "Apuesten por el rock".

En tres ocasiones el cantante se despidió, pero ante el sonado grito ensordecedor ¡otra, otra!, regresó para cantar "El viento a favor", de nueva cuenta "Frente a frente" y finalmente cerró con "La chispa adecuada".

"SIN SUERTECITA" LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Dentro de esta segunda parte de la gira llamada "Las Consecuencias", la presentación de ayer del músico español no fue del todo perfecta para los medios de comunicación, quienes en sólo dos canciones tuvieron acceso a obtener su material, tomando en cuenta que algunos no pudieron acceder.

Después del tiempo permitido el personal de seguridad, por orden de la manager del cantante, despejó el área de prensa argumentando que no se podían tener ningún tipo de cámaras en el lugar, de lo contrario amenazó con recogerlas.

Una actitud déspota y opresora por parte de la representante del artista fue la que hizo desafortunado el concierto para la prensa local, sumándole a eso una pésima organización por parte de los directivos de promoción y comunicación del Instituto de Cultura del Estado (ICED) ya que fueron rebasados para controlar dicha situación y evidencia de ello fue la amenaza hacia un fotógrafo reconocido de la localidad que fue desplazado por elementos de seguridad del área sin justa razón.

Texto: Dilhery Enríquez
Fuente: Lavozdedurango.com

No hay comentarios:

Google