11.30.2010

Critica: Hechizo, homenaje a Bunbury y Héroes

Comparto con ustedes una crítica que encontré acerca de "Hechizo", homenaje a Heroés del Silencio y Bunbury que hace un mes salio al mercado... La nota dice mucho de lo que pienso del mismo... Saludes! H.

DESIGUAL, A RATOS INSUSTANCIAL, Y CON POCOS ACIERTOS. ASÍ ES EL HOMENAJE A LAS CANCIONES DE BUNBURY Y HÉROES DEL SILENCIO. POR LINO PORTELA

No se sabe exactamente a qué viene ahora un disco homenaje a Bunbury y a Héroes del Silencio. No se cumple ningún aniversario ni, que sepamos, le ha ocurrido nada dramático a los protagonistas. Es simplemente un movimiento de la discográfica, que además de invitar a músicos tan dispares como Bebe, Loquillo, Pereza, Danza Invisible, Andrés Calamaro o Raphael, ha abierto una web (www.hechizoinfinito.com) para que los fans hagan sus propias versiones de los protagonistas. Se desconoce todavía el resultado de este último invento de participación espontánea. Lo que sí está claro es que el disco doble que nos ocupa es tan desigual, innecesario e insustancial como las razones de su realización.

Para empezar, ocurre algo extraño con Hechizo. Escuchas las versiones y lo único que te apetece es acudir a la fuente. Al hacerlo se confirma lo que ronda por tu cabeza desde el minuto uno del disco: que ninguna (ninguna, repito) de las reinterpretaciones superan la canción original. Entonces… ¿Qué sentido tiene este disco? ¿Diversión? ¿Experimentación? Queda fuera de duda que Bunbury es uno de los músicos más completos en castellano. Y que Héroes del Silencio marcaron una gloriosa época en la historia del rock. Te pueden gustar más o menos (mucho o nada) pero su talento, su mérito y su importancia son incuestionables. Tampoco se duda de la calidad de los artistas (todos son de primera línea) que hacen las versiones, aunque sí del resultado. En ocasiones el disco parece más una burla o una mala parodia de Los Morancos que un homenaje. Entremos en materia.

Podríamos hacer tres clasificaciones en Hechizo. Una primera parte en la que las versiones merecen la pena; otra segunda en la que simplemente salvan el pellejo, y la tercera en la que el resultado debería ser prohibido por una ley más dura que la anti-tabaco.

En el primer grupo encontramos a la mexicana Ximena Sariñana, que decora Olvidados con toques de jazz ligero; a Zoe, que le da una dimensión oscura y desconocida a base de sintetizadores a Héroe de leyenda; a Phil Manzaneda, que convierte Alicia en una versión de Roxy Music; a los argentinos Catupecu Machú, que no fallan con Hechizo, ni Sober con Entre dos tierras (¡¡errar con estas canciones es delito!!). Los que más aciertan son Iván Ferreiro y Bebe con De mayor y El boxeador, respectivamente, que las hacen suyas. Y sobre todo Raphael: en su particular universo, Desmejorado viaja del sonido tabernario de la original de Bunbury a una canción de los sesenta, con orquesta, perfecta para ser interpretada en algún lujoso casino. Muy buena. Un acierto. ¿Lo único malo? Que ya estaba grabada en 2003.   

Pereza (Los restos del naufragio), Depedro (El Extranjero), Calamaro (Maldito duende), Loquillo (Apuesta por el rock and roll) están dentro de ese segundo grupo. Se llevan tanto las canciones a su terrero que podrían ser propias. Simplemente bien. Salvan el pellejo. 

Hay otros que no aciertan. Sácame de aquí, de Ariel Rot, suena manida; Adanosky le quita la chispa a Lady Blue; Aterciopelados y Danza invisible destrozan La chispa adecuada y Mar adentro. Lo de Macaco es tema aparte. ¿Ha hecho Canto (el mismo dolor) de Bunbury o simplemente le ha cambiado la letra al Moving? Aunque la gran pregunta ahora es saber qué pensará realmente Bunbury y sus ex compañeros de banda de este disco. ¿Han dicho algo? Casi mejor que no se pronuncien si quieren conservar a sus amigos.

FUENTE: rollingstone.es

No hay comentarios:

Google