11.14.2012

Bunbury Nominado a un Grammy Mientras hace gira por EU (entrevista)




Este miércoles, estará en Las Vegas para conocer los resultados de la nominación al Grammy Latino que lo incluye dentro de la categoría de Mejor Video Musical Versión Larga debido a su trabajo como artista y como productor de "Licenciado Cantinas- The Movie", y el 17 de noviembre, iniciará una gira estadounidense que lo llevará a San Diego, Anaheim, Los Ángeles, Ventura, Las Vegas, San Francisco, Chicago, Washington DC, Nueva York, Dallas, Houston, McAllen, El Paso y Phoenix[encuentra los detalles en este enlace oficial].


Son tiempos buenos para Enrique Bunbury, quien se casó hace poco en una ceremonia muy privada -llevada a cabo en una hacienda de Tepoztlán, en el centro de México- con su novia de larga data, la fotógrafa Jose Girl, que le dio ya una hija. Por su parte, el video arriba citado pone en imágenes una buena parte del contenido musical de "Licenciado Cantinas", la más reciente placa del español, que consistió en esforzadas recreaciones de populares temas latinoamericanos y que, además de haberlo llevado el año pasado a hacer una gira con Zoé (cuya fecha angelina reseñamos aquí), lo volvió hace poco protagonista de un homenaje en el Museo del Grammy del que también hicimos un extenso reporte.

El ex Héroes vive desde hace tres años en la ciudad de Los Ángeles, y fue justamente allí donde MANGANZON lo entrevistó para ofrecerles la interesante transcripción que se encuentra a continuación, en la que el músico habla sobre su inclasificable estilo, su conexión con Latinoamérica, su opinión de la nominación al Grammy, el momento actual que atraviesa su vida privada y lo que se puede esperar del próximo disco de material inédito.

Enrique, durante el tributo en el Museo del Grammy hablaste de las posibilidades musicales que te está dando la estabilidad lograda con tu banda presente, Los Santos Inocentes, pero está claro que tu estilo vocal es muy distintivo y que, al menos por ahí, no podrás cambiar demasiado.
Sí, claro; me encanta el flamenco, pero mis características vocales me impiden interpretarlo. Musicalmente, poder contar con músicos de diferente tímbrica te permite enriquecer mucho tu paleta de colores; pero es también interesante notar que mi voz es la que me ha permitido tener a mucha gente que me ha seguido a lo largo de los años, pese a que me he acercado a géneros muy distintos.

¿Crees que tu manera dramática de cantar ha tenido que ver con la fuerte conexión que has logrado con los oyentes latinoamericanos?
Los latinos somos festivos y pasionales, pero también muy dramáticos en nuestras relaciones personales, así como al momento de contar nuestras vivencias. Es algo que está dentro de nuestro código genético.

Muchas letras tuyas son especialmente desgarradas, como la de "Sácame de aquí", pero ahora que estás casado y que tienes una familia estable, ¿sientes que cambiarán de algún modo los contenidos de algunas canciones, o lo que haces en ellas es asumir la posición de un personaje?
La situación personal que atravieso en cada etapa de mi carrera ha quedado plasmada en mi obra, y aunque en algunas canciones elijo a personajes externos, mi punto de vista siempre termina apareciendo por ahí. Por otro lado, mucha gente dice que para crear algo realmente artístico tienes que pasar por un periodo de tristeza infinita, pero yo creo que estando mejor, más equilibrado, tienes más capacidad creativa. Además, creo que, aparte de las situaciones dramáticas y románticas, mis composiciones contienen temas políticos y sociales que cobrarán más importancia en la próxima producción.

De todos modos, no te veo haciendo canciones demasiado inocentes ni excesivamente optimistas…
He escrito nanas para mi hija, pero eso no quiere decir que las publique [risas]. Hay muchas cosas de las que hablar y muchas canciones que escribir, y [éstas] y pueden ser vistas desde [el punto de vista de] la alegría, pero sin que eso las lleve a dejar de ser críticas.

Todo parece indicar que el disco que viene tocará temas más actuales, como tú mismo lo has dicho. ¿Qué te preocupa ahora? ¿La crisis en España? ¿Lo que está pasando en el Medio Oriente? ¿La situación política de los Estados Unidos?
Creo que estamos viviendo un tiempo importante de cambio, en el que hay una crisis económica que nos preocupa. Lo del Medio Oriente parece un polvorín que puede estallar, en Oriente hay problemas entre Japón y China… Todo es un signo de que hay un problema más profundo, una crisis de valores, pero por otro lado hay una toma de conciencia que vemos en las manifestaciones y en la gente que está saliendo a las calles prácticamente en todos los países, desde Chile, México con el movimiento 132 y la marcha de Sicilia, el Occupy en Estados Unidos, el asunto de los Indignados en España, la Primavera Árabe… Parece ser el despertar de unas personas descreídas que quieren manifestar su disgusto ante los políticos, los banqueros y la situación global.

¿Y cómo procesarás todo lo que está pasando al momento de componer? ¿Estás en eso?
Estoy en eso.

Siempre has sido crítico con los gobiernos estadounidenses y ahora vives en Los Ángeles. ¿Se te ha acusado por ello de abandonar tus principios o algo semejante?
Hay mucha gente que me dice si no hay algo de contradicción en que viva aquí mientras soy tan crítico con la política de este país, y eso me asombra mucho, porque cuando vivía en España no estaba de parte del gobierno, como tampoco lo estoy cuando voy a México, aunque disfruto muchísimo de su gente. Colombia me parece maravillosa, pero eso no hace que tenga ningún tipo de simpatía por el gobierno actual o por el pasado. Muchas veces miramos la paja en el ojo ajeno; Estados Unidos es un blanco fácil, porque su política exterior es deplorable y criticable, pero al final yo no estoy aquí por Obama ni por ningún otro político, sino por una serie de personas muy interesantes con las que convivo y comparto intereses. Esa es la razón por la que uno reside en un lugar. No se puede juzgar a un pueblo por su gobierno, por supuesto.

Aunque vives aquí, hace poco te casaste en México, lo que probaría que tienes una relación muy estrecha con ese país.
A través de los años he desarrollado vínculos muy importantes con varios países de Latinoamérica; México, desde luego, es un lugar en el que me siento absolutamente en casa, por toda la gente que me ha permitido conocer a lo largo del tiempo. Una parte muy importante de mis amistades viven allá, y luego está todo lo que he aprendido a través de su cultura, de su gastronomía y de su música.

Yendo a lo del Grammy, ¿cómo te sientes ante el hecho de que "Licenciado Cantinas- The Movie" tenga una nominación a pesar de que está muy lejos de ser uno de esos trabajos convencionales que se espera encontrar en un evento de este tipo?
No soy quién para juzgar los parámetros por los que los Grammy son otorgados. Se me escapa totalmente; no sé cuál es la metodología. Creo que un Latin Grammy es algo importante, y ojalá que haya más música de la que a mí me gusta que se lleve premios importantes. Creo que este año las nominaciones en general tienen bastantes cosas interesantes que se escapan un poco de los tópicos habituales, y mientras más se abran al underground y al movimiento 'indie', más respeto van a tener, aunque para mí, está bien que gente como Juan Luis Guerra, Alejandro Sanz o Shakira haya ganado muchos Grammys; enhorabuena.

Me parece bien que haya un 'mainstream' que funcione, aunque me alegra también que se reconozca otro tipo de música que existe, que está en la calle y que es disfrutada por mucha gente, porque me gustaría que todos fuéramos parte de una auténtica comunidad musical panamericana.

No dirigiste este mediometraje, pero toda la música en él es tuya y eres tanto el protagonista como el productor principal. ¿Te interesa meterte en esa faceta?
Estoy bastante metido en el mundo del cine en mi país; de hecho, hace poco produje "Blancanieves", la película que es candidata de España para participar en el Oscar [y que se vio durante la reciente Muestra de Cine Español de la que hablamos aquí]. Pero lo que es verdaderamente interesante para mí, así como la base de este trabajo, es que quería plasmar que los músicos tenemos que dejar de pensar en el video clip como único formato posible para transmitir nuestras inquietudes artísticas. Desde el momento en que la televisión musical ya no es lo único que hay y que la Internet ha entrado de manera amplia y gratuita, el formato es ahora el que te inventes.

Nosotros le pusimos la longitud [a este video]; pudo ser más o menos largo, e hicimos también los movimientos de cámara que quisimos, porque en Internet cabe absolutamente todo: que sea en blanco y negro, que se rompa la estructura y haya diálogos, que puedas incluir el documental… es decir, lo que quieras. Eso me emociona y me hace imaginar que estamos redescubriendo el formato del video musical.

Cuando estabas en Héroes del Silencio, hacías básicamente rock, pero lo tuyo como solista es eminentemente mestizo. Pese a ello, mantienes en vivo una impronta muy rockera; ¿te consideras todavía un representante del género?
Soy un músico de rock que no tiene los prejuicios que tienen otros. No tengo ningún problema en codearme con un músico de folklore latinoamericano, con [representantes de] la música electrónica o con jazzistas; siento a todos ellos como familiares míos. Unos son primos más lejanos y otros son primos más cercanos.

Y ya que mencionamos a los Héroes, ¿habrá la posibilidad de ver otra reunión en algún momento?
No puedo predecir el futuro, pero personalmente, no veo ningún motivo para que el grupo vuelva a juntarse para hacer ninguna gira ni ningún disco.

Fuente: manganzon.com

No hay comentarios:

Google